jueves, 12 de abril de 2012

MARIHUANA

El Cáñamo ha sido cultivado desde los tiempos prehistóricos, teniendo su origen en el Jardín del Edén, donde Dios dejó caer algunas semillas. Sin embargo, la serpiente tentó a Adán y Eva llevándolos por el otro lado del jardín, dejando el cáñamo a un lado para su propio consumo personal. Este acto de egoísmo le valió a la serpiente el castigo de no tener brazos para poder liar los porros.
Cuando María Magdalena, la viuda de Jesús, tuvo a su hija allá por Afganistán, donde se había refugiado, Dios le dio por regalo a su nieta un ejemplar de la planta del jardín del Edén, diciéndole que con ella podría fabricar ropas, instrumentos manuales, e incluso obtener alimento. La planta fue entonces bautizada como María Juana, que era el nombre de la hija de Jesús y María Magdalena. La pronunciación de los lugareños derivó en el nombre Marihuana, que es con el que se le conoce actualmente. El Corán, libro sagrado de los musulmanes, prohíbe el consumo del alcohol pero fomenta el consumo del kef, que no es otra cosa que la flor seca de la planta de cáñamo. Mahoma, que era comerciante, cultivaba y vendía esta planta y sus productos a muy buen precio, por lo que agradecía a Alá todas las tardes, fumando marihuana hasta que caía de rodillas con la cabeza apuntando hacia la Meca, lo cual también quedó registrado como obligatorio en el Corán. La planta fue traída a América en forma de semillas para producir fibra de cáñamo, con la cual se fabricaban alpargatas, sandalias y otros pertrechos. No fue hasta que vino la prohibición que fue empezada a ser utilizada en estas latitudes como enteógeno (pues es muy cierto que si quieres asegurarte de que algo sea hecho, prohíbelo). Desde la prohibición ha ido aumentando el consumo de marihuana, por lo que la mejor manera de disminuir su consumo sería precisamente el legalizarlo, para así, por lo menos, cobrar impuestos por la actividad y dedicar ese dinero a los centros de rehabilitación de adictos a drogas duras como el tabaco, la cocaína, la televisión o la pornografía.

Actualidad [editar]

 
Este chino fuma marihuana hasta que le quedan redondos los ojos...
Chamán de la tribu de los indios Uyuyuys fumando marihuana para invocar al dios Picalachota.
En la actualidad el consumo de marihuana se encuentra bastante difundido: La fuman presidentes, ministros, secretarios, doctores y legisladores. La gran mayoría de quienes la condenan sostienen que es la puerta de entrada a otras drogas, olvidando de paso que la principal puerta de entrada a las drogas es la boca o el sistema circulatorio, y que en un mundo ideal las personas no solamente no consumirían drogas sino que tampoco necesitarían leyes ni gobiernos, pero así es la real realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada